Plasma rico en plaquetas

Se trata de un tratamiento estético que promueve la regeneración celular para conseguir una piel más luminosa y tersa, con mejor textura, menos flaccidez y menos arrugas.


Se suele aplicar en rostro, cuello y manos, aunque también se está utilizando en el cuero cabelludo para potenciar el crecimiento del cabello. También busca mejorar algunas patologías como manchas, acné (y sus secuelas), estrías y cicatrices.


¿En qué consiste el tratamiento?


En este tratamiento el ingrediente principal será tu propia sangre. El médico la extrae del brazo de forma indolora (para que te hagas una idea, es como si te hicieras un análisis) y la mete en una máquina que la centrifuga. De este proceso «surge un suero enriquecido en plaquetas y, por lo tanto en factores de crecimiento», cuenta Sergio Fernández, Médico Estético de Clínicas Dorsia. «Este plasma participará de manera activa en la formación de nuevo colágeno a través de la bioestimulación». Este colágeno otorgará un rejuvenecimiento global en la zona en que se aplique.


Al ser un tratamiento autólogo (se obtiene sangre del propio paciente) no conlleva riesgos de alergias ni reacciones de incompatibilidad, lo que hace que sea un procedimiento seguro para el paciente.


¿Cómo se aplica?


Antes de someterte a un tratamiento de plasma rico en plaquetas te harán la historia clínica y un análisis completo de sangre, para descartar cualquier patología.


Recibidos los resultados, podrás empezar el tratamiento (a no ser que exista alguna contraindicación). Es muy sencillo: el médico te pondrá una crema anestésica en la zona a tratar. Después, procede a extraer la sangre de tu brazo para centrifugarla. Mientras la máquina cumple su misión, la anestesia hace lo propio, de tal forma que para cuando acaba la centrifugadora (unos 20 minutos) tu piel está lista para recibir el tratamiento.


El médico te aplicará el plasma a través de una serie de pinchazos rápidos, que apenas notarás gracias a la anestesia. En 5-10 minutos estás lista. A continuación, se pone un poco de Trombocid para evitar posibles moratones. Y ya estás lista para irte.


Aunque el tratamiento es sencillo, es posible que se te vean un poco las marcas de los pinchazos. Simplemente ten en cuenta que quizás tengas que maquillarte un poco ese día para difuminar las marcas. Como de costumbre, todo dependerá de lo sensible que sea tu piel.

Dejanos tus datos para agendar una consulta gratis donde te propondremos un tratamiento personalizado. Si tenés alguna consulta, también podés escribirnos por acá

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Celular (requerido)

Tu Mensaje

WhatsApp chat