Adiposidad localizada

La adiposidad localizada es la acumulación de tejido graso, en pequeñas cantidades, en zonas del cuerpo que provocan alteraciones del contorno corporal. En general, es una afección que no logra gran disminución con la actividad física.
Es por eso que recurrimos a tratamientos estéticos para eliminar esa adiposidad.


Zonas con más tendencia a tener grasa localizada

Las zonas donde más se localizan estos nódulos de grasa son la cara externa de las piernas, los glúteos, el abdomen y las rodillas.
La grasa localizada no siempre está causada por sobrepeso, también puede deberse a otros factores. Si está causada por un exceso de peso es importante contactar con un nutricionista para realizar una dieta especial para perder grasa, combinándola con ejercicio físico para tonificar los músculos. Hay que tener en cuenta que muchas veces aparecen problemas como la celulitis y trastornos circulatorios causados por la grasa localizada, que habrá que tratar con otras técnicas.
Es muy importante tener en cuenta la forma corporal de cada persona. Cada persona es diferente por su herencia, genética, factores hormonales, metabólicos, circulatorios, etc. y fundamentalmente por sus hábitos de vida.
La ubicación preponderante de estas adiposidades en la mujer es en:
Cara externa de las piernas (también llamada en pantalón de montar)
Abdomen
Flancos o costados del abdomen superior
Cara interna de las rodillas
En el caso de los hombres las zonas más frecuentes son abdomen y flancos.

Tratamientos asociados

WhatsApp chat